¿Qué clases de fuego existen?

clases de fuego

clases de fuego

Un incendio puede empezar de formas muy diferentes y por causas muy distintas, o dicho de otra manera, por «culpa» de diferentes sustancias. Pero, ¿por qué es tan importante saber qué agente ha causado un incendio? Porque conocer la causa del incendio será fundamental para identificar el tipo de fuego al que nos enfrentamos. Y a su vez, cuanta más información tengamos sobre el fuego, más preparados estaremos para apagar el incendio. ¿Conoces las clases de fuego que existen?

Diferentes tipos de fuego según su origen

Una de las razones por las que es tan importante identificar el tipo de fuego es porque no todos los extintores actúan con la misma eficacia con todos los tipos de incendio, de hecho, hay algunos que no serían válidos para combatir ciertos tipos de fuegos. Por eso, desde Extintores Cruz, como expertos en mantenimiento de sistemas contra incendios, creemos que tan importante dar a conocer cada clase de fuego.

Fuegos de clase A

Esta clase de fuego es producido por sólidos, que acostumbran a ser orgánicos, como la madera, el papel o los tejidos. Es esencial tomar en consideración que, para su extinción, es preciso el enfriamiento.

Fuegos de clase B

Son fuegos originados por líquidos inflamables, es decir, son producido por grasas, aceites, pintura o gasolina. La manera de apagar esta clase de fuego es retirar el oxígeno y enfriarlo, acostumbra a apagarse con polvo seco.

Fuegos de clase C

Este tipo de fuego está originado por gases inflamables. Esto implica a todos y cada uno de los gases inflamables que pueden ser tóxicos y carburantes gaseosos como el acetileno, el metano, el propano, el butano o el gas natural. Y hay que tener mucha precaución, ya que se propaga muy rápidamente.

Fuegos de clase D

Esta clase sería el fuego generado por metales, es bastante difícil de extinguir por el hecho de que genera una explosión, con lo que hay que apagarlo con un polvo concreto para el metal donde se ha producido el fuego. Por norma general se da en industrias, pero afortunadamente existen protocolos de seguridad en las compañías que favorecen la prevención y el control ante cualquier urgencia relacionada con fuegos de clase D.

Fuegos de clase E

Aquí entrarían los fuegos por equipos eléctricos, que son aquellos provocados por elementos por los que circula la electricidad. El desencadenante de la combustión es una perturbación de los elementos eléctricos. El fuego por equipos eléctricos no debe procurar ser apagado con agua jamás.

Fuegos de clase F

Estos son los producidos por aceites en aparatos de cocina, a causa de la grasa o bien el aceite empleado en estos. Son bastante difíciles de apagar puesto que con cualquier extintor podría extenderse.

¿Quieres saber más sobre cada tipo de fuego y los extintores más adecuados para cada caso? Contacta con nosotros y nuestros expertos te asesorarán sobre los extintores más apropiados para tus instalaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.